Me pregunto…

¿Puede un padre de las 3000 Viviendas elegir el centro escolar en el que estudiarán sus hijos?

¿Cuántos centros escolares concertados existen en las 3000 Viviendas, por ejemplo?

¿En qué barrios se localizan la mayoría de los centros concertados? 

¿Puede ese mismo padre negarse a que de sus impuestos se subvencione la enseñanza concertada a la que no puede acceder porque no cubre su demarcación?

Como habrá gente que lea esto que no sea de Sevilla diré que las 3000 es uno de los barrios más pobres y abandonados de la ciudad; diré también que la mayoría de centros concertados se localizan en barrios como Nervión, Los Remedios y Casco Antiguo; diré que en estos barrios la extracción socioeconómica es media-alta y que en ellos suele triunfar el PP en las elecciones.

Supongo que todas estas personas que llevan a sus hijos a estos centros concertados para que reciban clases de profesores pagados por "papá estado" se habrán desplazado a Madrid este fin de semana -en AVE, por supuesto- a gritar por lo que ellos creen es un atentado contra la libertad de los padres a elegir centro escolar.

Asumo que me podáis acusar de demagogo, pero como es mi blog… 

Anuncios

28 comentarios en “Me pregunto…

  1. No es demagogia, es una descripción de hechos, la realidad es así, no todos están en igualdad de condiciones para elegir, incluso aunque en la zonas más depauperadas existieran centros concertados, tienen mecanismos que les permiten seleccionar al alumnado. Es inadminsible.

  2. Los hechos que expones son de tal claridad que sólo el interés particular puede hacer que uno no los vea. La ideología es lo que se necesita pensar o creer para situarse de algún modo en el mundo. Y los que defienden el derecho a elegir centro como si fuera un derecho natural (no hablo de los Acebes y los Zaplanas, esos saben a lo que van) están defendiendo el no mezclarse con inmigrantes y con gitanos. Luego encargarán a sus sociológos que les expliquen por qué les queman sus ciudades.

  3. Hola:
    Voy a tener un “interés particular”, pues soy profesor de un centro concertado de León.
    Sólo voy a comentar un hecho (comprobable).
    El edificio de mi colegio tiene más de 60 años. Hoy día está prácticamente en el centro de la ciudad. Cuando se contruyó era la periferia. Tenemos varias fotos aéreas de la época que lo atestiguan: a su alrededor SÓLO hay prados y ovejas.

    Yo mismo vivía en casa de mis padres (tengo 40 años) a unos 500 metros de él, un poco más en la periferia.
    Cuando ibamos de compras (ropa zapatos) mi madre decía “Vamos a León”. Y había que andar un trocillo desde la dirección del colegio a la supuesta “entrada de León”.

    Hoy día el edificio es céntrico. ¿Qué queréis que hagan sus propietarios? ¿Tirarlo y mover el colegio de sitio? En este momento, si es así les acusarían de especulación urbanísica pues el terreno no valió nada (era un erial en las afueras) y ahora está en el mismo centro ( Un chollo económico).
    Por cierto (es verdad que en la zona que corresponde a mi centro no viven muichos inmigrantes), ¡ Habrá que ir a buscarlos!

    CREO DE VERDAD que los profesionales deberíamos cooperar más en hacer una ley de auténtica calidad y dejarnos de menos rollos…

    Sin acritud. Un saludo.

  4. Sinceramente estoy de acuerdo contigo en que los profesionales deberíamos cooperar, por eso los que no lo son debieran cerrar sus bocas en ocasiones y dejar de utilizar la educación como un arma de combate. También es cierto que para cooperar es necesario que conozcamos las circunstancias en las que trabajamos y lo cierto es que los inmigrantes, los “objetores escolares”, los alumnos discapacitados, los alumnos que provienen de familias deprimidas culturalmente no suelen -salvo excepciones- estar en los centros concertados. Supongo que esas circunstancias son las que -quizás, sólo quizás- hacen pensar a algunas familias en elegir un centro concertado que está lejos de su casa en vez de el centro público de enfrente, sobre todo cuando es igual de gratuito y el dinero que te ahorras en matrícula lo puedes emplear, por ejemplo, en pagar el transporte escolar, el comedor, las clases de taekwondo o los idiomas.
    La situación que planteas sobre la ubicación, Javier, sin duda es cierta en el caso de tu centro y en el de muchos otros que se construyeron en el extrarradio de las ciudades, pero no me negarás que el problema lo tenemos en la actualidad, cuando ya no es extrarradio, y no hace 60 años.
    Con todo esto no quisiera que entendieras que ataco a la enseñanza concertada, aunque podría hablarse mucho sobre el asunto, pero estoy seguro de que no conseguiríamos ponernos de acuerdo. Mi intención es, simplemente, dar mi opinión sobre lo que algunos llaman “libertad de elección de centro escolar” y que les ha llevado a manifestarse contra una Ley que creen que la niegan. Y estoy hablando de hoy, no de hace 60 años, cuando la enseñanza era algo muy distinto

  5. De acuerdo en muchas cosas.

    Voy a hablar sinceramente.
    Creo de verdad que tienes razón en muchas cosas: no tengo nuchos (cuento con los dedos) inmigrantes en mi centro y sé que a las familias NO LES HACE NINGUNA GRACIA.

    Cuando el colegio solicitó el concierto lo hizo (aun cuando muchos no lo creáis) para que el que quisiera, sin importar el nivel económico, pudiera venir al centro. Es un asunto importante desde el punto de vista de la institución, pues se entiende que es algo de base dado los fines originales de la congregación.
    Lo sé bien, pues conozco los entresijos del colegio, al ser jefe de estudios desde hace ocho años.

    Con el concierto perdemos dinero. No os riáis: son datos COMPROBABLES. Un dato: hoy “El mundo” publica citando al MEC como fuente el gasto que hace la administración por alumno y año.
    En León el gasto en centros públicos es de 3914 €. En un centro concertado es de 1720€. Pensad que ANTES DEL CONCIERTO, cobrabamos a las familias 2010 € al año. ¿Perdemos o no dinero?
    Este año estamos siendo sometidos a una auditoría economómica. me parece bien, que las cuentas estén claras.

    Otra cosa ( ya cabo, que me enrrollo).

    Creo de Justicia que escolarizemos la misma proporcior de alumnao emigrante.

    También creo que debemos tener medios para ayudarle.
    Decidme si así les podemos ayudar:
    – Cada uno de mis compañeros profesores da 25 horas lectivas semanales (yo tengo suerte, pues como soy jefe de estudios SOLO doy 15).
    – Tenemos en primaria e infantil lleno completo: 25 ALUMNOS incluso hay algunas clases con 26 alumnos POR ORDEN DE LA COMISIÓN PROVINCIAL DE ESCOLARIZACIÓN, que como sabés es la UNICA que autoriza las matriculaciones de alumnos.
    – En ESO tenemos una media de 28 alumnos por aula.
    – Como Jefe de estudios os comento que con ese horario, no tengo profesores disponibles para apoyos salvo en primaria y primer ciclo de eso.
    – La Junta de Castilla y León nos paga además 12 hotas para todo el centro para atender a las necesidades de orientación. (somos 1100 alumnos).

    ¿Podemos en condiciones dignas atender a niños con alguna dificultad especial-inmigrantes?

    Si nos dan mas recursos si. Pero entonces me diréis que mi centro os “quita” recursos a la enseñanza pública. Y si no nos lo dan, cómo vamos a acoger con dignidad a los niños inmiranetes, que de verdad, creo que nos corresponden.

    ¡¡ Dadme una solución !!

  6. Lo que menos comprendo de todo este asunto es que con la que está cayendo en la educación, parezca que es importante que se dé o no clase de religión, a qué hora y si se evalúa o no. No estoy de acuerdo con la ley nueva porque nos acerca de nuevo a la Logse. Creo que es necesario el consenso en educación, pero es evidente que el debate se plantea en un tema intracendenta -para mí, como madre y como profesora de la pública- pero que se convierte en piedra de toque para dirimir cuestiones política y religiosas, que no educativas.
    En cuanto a lo que dice Javier sobre la situación de su centro, bien, será su caso, pero está claro que no ha sido una preocupación fundamental de los centros docentes concertados religiosos atender a la población menos favorecida social y económicamente. Ni hace 60 años ni ahora.

  7. Creo en la enseñanza como su servicio público. Por eso estoy a favor de la desaparición paulatina de los conciertos educativos. Me parece que es una privatización de un servicio público que en el fondo lo que persigue es el ahorro de costes en educación, como se puede deducir de los datos que aporta Javier en un comentario anterior. En la Comunidad de Madrid nuestro Consejero de Educación alega que hay que crear más centros concertados porque es lo que piden los padres. Puede que esto sea cierto, lo que no explica nuestro consejero es por qué los padres piden más enseñanza concertada. ¿Será porque quieren más religión o porque huyen de los problemas de los centros públicos?

  8. Otra posible lectura.
    (Como información previa: no estoy en contra de que la enseñanza pública sea de calidad y he de reconocer que en muchos centros es así)

    Bien, hacemos desaparecer los conciertos. Supongo que eso no incluye la enseñanza privada pura y dura, a coste real o el que quiera el empresario.
    Me pregunto y os pregunto… Un centro como el nuestro (u otro que en ese caso sería privado), que es puntero en resultados… ¿debe ser adcesible sólo para los que puedan pagarlo?
    ¿No es eso una forma de discriminación para aquel que no pueda pagarlo?
    (No quiero hacer demagógia, sólo pienso en voz alta y de forma un tanto precipitada) GRACIAS.

    Por cierto dado que es casi seguro que los conciertos no desaparecerán en un plazo breve, os sigo dejando la pregunta previa en el aire ¿Cómo podemos, con los medios de que disponemos atender en condiciones dignas al alumnado inmigrante que según los cálculos porcentuales nos toca?

  9. Supongo que en el cálculo del gasto educativo incluyen lo que se va en transporte escolar. Eso en sitios como Castilla y León o Galicia es un buen pellizco que habría que descontar de las cifras que se atribuyen a la pública en esas comunidades con tantísima población rural que vive en núcleos donde no hay escuela ni instituto. Y esos no son gastos de enseñanza.
    ¿O no?

  10. Es verdad.
    El coste en medo rural es mucho más alto.
    Pero el coste urbano (no hay transporte) es de unos 3000€ (según publicó la JCyL), lógicamente menos que la media. Aún así la diferencia es importante.
    De hecho la diferencia viede de dos partidas:
    -El salario del profesor es de unos 400 € menos al mes. Tampoco combramos ningúntipo de sexenio. Además la plantilla hace más horas lectivas ¡¡25!! (sí, 25 horas lectivas a la semana) frente a ¿18?. No lo sé realmente. Sé que ronda esa cifra.
    -La otra es la partida de mantenimiento de centro que son 15€al año por alumno (¡¡ Toda una inversión !!) Y perdonadme la ironía de mala leche, un robo de los fondos públicos.

    Bueno. No quiero discutir mucho de esto. creo que no tiene mucho sentido.
    ¿porqué no habrimos en algún sito un hilo sobre todo aquello en lo que estamos de acuerdo que creo de verdad que será MUCHO?

  11. Javier comentó en un mensaje anterior:
    “Un centro como el nuestro (u otro que en ese caso sería privado), que es puntero en resultados… ¿debe ser adcesible sólo para los que puedan pagarlo? ¿No es eso una forma de discriminación para aquel que no pueda pagarlo?”
    Sin ánimo de ofender, Javier, creo que no pensaste mucho esta afirmación. Si yo creo en la enseñanza como un servicio público es porque opino que es bueno para la sociedad que todos (puedan o no puedan pagar) reciban una educación de calidad. En mi blog encontrarás unas fotos de un instituto en el que di clase y cuyos alumnos no disfrutaban de una enseñanza de calidad y por lo tanto sí que tienen razones para sentirse discriminados. Todos los centros públicos deberían ser “punteros” en resultados y, si no lo son, hay que luchar por conseguirlo, para que así nadie sea discriminado.
    Confieso que llevo poco tiempo en la enseñanza y que todavía hay muchas cosas que no entiendo. Por ejemplo, ¿cómo es posible que un centro concertado contando con menos dinero y con profesores con una situación sociolaboral peor funcione mejor que un centro público? ¿Será que los recursos son menos importantes de lo que algunos se creen? ¿Quizás los profesores de la pública al ser funcionarios dejan de hacer bien su trabajo (sólo es una pregunta)?
    Sí le doy la razón a Javier al creer que los conciertos no desaparecerán (aunque espero que no sigan aumentando). Además, si la nueva ley consigue repartir los “problemas” entre los públicos y los concertados temo que el resultado sea estropear los concertados y no consiga mejorar los públicos.
    Para terminar decir que ojalá todos estuviéramos de acuerdo en qué es lo mejor para el sistema educativo. Sólo hay que echarle un vistazo al foro del “Debate educativo” que propuso el MEC. Por cierto, hace tiempo que se publicó el informe de dicho debate.

  12. “¿Cómo es posible que un centro concertado funcione mejor que un centro público?”
    Con respecto a eso se me ocurren otras cuestiones:
    ¿Cómo es posible que un centro concertado, contando con menos recursos, disponga de mejores instalaciones y las mantenga (a veces piscinas, campos deportivos, gimnasios, salones de actos…) cuando en los centros públicos no hay presupuesto ni para pintar las aulas?
    Es cierto que los profesores de la concertada están peor pagados, pero en su mayoría gozan de la misma estabilidad laboral que un funcionario. Y la plantilla es fija, no hay un amplio porcentaje de personal interino. Ni tampoco profesores ahorrando puntos para trasladarse a la primera oportunidad. Los profesores de la pública tienen que pasar un periodo cubriendo puestos en lugares poco demandados, los de la concertada, no.
    Hay centros públicos que son también punteros en resultados. ¿En qué zonas se encuentran? ¿Qué política siguen con respecto a las directrices de la política educativa oficial? ¿Tal vez de resistencia pasiva? En algunas zonas los padres pueden elegir incluso entre institutos públicos: si quiero que mi hijo aprenda y estudie, éste; si quiero que obtenga el título con facilidad, aquél. Pero sólo en algunas zonas, muy pocas. ¿Qué porcentaje de población tiene realmente libertad de elección para elegir centro?
    Se supone que los centros concertados tienen un ideario. Pero dicho ideario no se puede imponer ¿eso cómo se come? ¿Cuántos padres llevan a los hijos a los centros religiosos porque compartan su ideología y cuántos por otros motivos?

  13. Hola de nuevo.
    Me me gusta enormemente el tono de debate que estamos teniendo, tranquilo y sin crispación. Deberían aprender los políticos y muchos periodistas de tertulias televisivas.

    Creo de verdad que debe cuidarse la escuela pública, pero como dice Masjota no creo que deba ser a costa de cargarse otra red que funciona bien. Tampoco creo que sea necesario aumentar mucho los conciertos. Las organizaciones patronales no están pidiendo eso. lo que piden es que se mantengan (eso lo dice también mi sindicato) y que se cubran gastos reales o que se permita cubrirlos. Como ejemplo un dato. En mi colegio tenemos transporte escolar para los más pequeñitos (sólo dos autobuses para un colegio de 1100 alumnos, no vayáis a pensar que tenemos colegios fuera de nuestra zona). Este año la empresa que nos hace el servicio nos sube el coste en un 4,5%. La Junta de Castilla y León no nos permite subir la cuota corresponsiente más que en un 2% (la inflacción) ¿Cómo se come esto?

    Pienso que no son muchos los centros concertados que tienen pisicina y esos lujos. Probablemente se construyese antes del concierto. En todo caso el mantenimiento me parece muy dificultoso. Pero sobre los recursos se debe ser imaginativo.
    Por ejemplo: En mi centro tenemos un pabellón deportivo. Bien ese pabellón está alquilado a particulares desde las 7:00 de la tarde, en que acaban las actividades deportivas escolares hasta las 12:00 de la noche. Lo mismo los fines de semana. No es mucho pero es algo. Conozco otro colegio donde construyeron un nuevo pabellón pero se hizo un sótano con plazas de garaje que ahora se alquilan. Supongo de todas las maneras que en un centro público es más complejo.

    En mi ignorancia me atrevo (me corregís con “cariño”) a comentar algunos de los problemas que veo crónicos en la eseñanza pública y que no los arregla la LOE , la LOCE ni nadie:

    La temporalidad del profesorado (por traslados…) hace imposible crear equipos.
    Esa propia temporalidad hace que el profesor no se comprometa en profundidad con un centro concreto. Sobre todo si tiene compañeros más pasotas (que habrá como en todas partes)
    Ese hecho trae consigo problemas curiosos: un amigo mío, profesor de tecnología fue destinado a un centro. Al llegar descubrió que en el departamento tenía embalado desde hacía tres años material de primera calidad (más de 12.000 €) para la clase. (No era un problema de falta de recursos…)
    Podría dar más ejemplos. Los sé porque mi hermana es interina desde hace siete años y me cuenta cada batalla…
    Creo que más que recursos materiales, que no dudo que hagan falta, se debe profundizar en el papel y prestigio real del profesor.
    Yo tengo suerte: mis alumnos me dejan dar clase (aunque siempre hay alguno que hace todo lo que se le ocurre para inmedirlo). Eso se debe a los propios alumnos que se portan muy bien, pero también a que el profesorado de mi claustro “va a una” en el tema disciplinario y nos lo curramos mucho: nos va el garbanzo en ello, porque como dice Elisa lo cierto es que un gran porcentaje de los padres no traen a sus hijos por el ideario, sino por el buen ambiente (pocos problemas disciplinarios) y el nivel académico, que no las notas, que en cuestro caso se nos van muchos en 1º de bachillerato con el cuento de que en otros sitios es más fácil.
    Sólo os comento que hace un mes vino un alumno nuevo a repetir cuarto de eso. La semana pasa le pregunté que tal le iba y me dijo que bien, que por lo menos aquí ¡podía oir al profesor!
    Cada vez tenemos más gente en la ESO que vienen “rebotados, con problemas serios, de institutos públicos.
    Reconozco que en general tenemos suerte, pero también nos los curramos: ¿alguno de vosotros ha castigado a un grupo de alumnos para el sábado por la mañana, para recuperar una clase en la que habían hecho el idiota?
    Chicos, cada día nos jugamos el trabajo. Un funcionario no. Lo que hace bien lo hace por amor a su vocación y ciertamente, no todos los profesores son vocacionales (¿o me equivoco?)

    Con cariño.

  14. Javier, a mí también me gusta el tono de este debate.
    Un asunto más a raíz de tu último comentario: ¿Cuál es el horario de un profesor? ¿Cuántas tareas tiene que realizar un profesor? Me explico: en numerososas ocasiones no tengo claro si debo realizar una tarea. Por ejemplo, poner más castigos (que tengo que controlar y que me requieren un esfuerzo ¿extra?) o no, preparar mejor las clases o no, preparar más ejercicios extra o no, participar en blogs educativos o no… Se me ocurren tantas cosas que puedo hacer relacionadas con mi trabajo que si no me pusiera límites no haría otra cosa. El tema de la disciplina: ¿sólo mejora si dedico más esfuerzo a controlar y a castigar a los alumnos que no se comportan adecuadamente para que tengan claro que comerter faltas no sale gratis? Además, no todos los centros tienen las mismas opciones. Por ejemplo: no puedo castigar un sábado porque el centro no abre, pero sí puedo castigar por la tarde, mas en el centro del curso pasado tampoco podía esto último porque cerraba a mediodía.
    Por último, ahora soy joven y no tengo familia: ¿qué me pasará cuando pasen los años y tenga menos tiempo libre para mí? ¿La educación tiene que funcionar sólo gracias a la “buena voluntad” de unos cuantos profesores? ¿O no es “buena voluntad”, sino sólo nuestra obligación?

  15. Lo del buen tono del debate es cierto. Hay blogs por ahí en los que la gente se muerde a través de la pantalla como si estuvieran en un estudio de radio o de televisión.
    Hoy aparece en El País una entrevista al presidente de una asociación de directores de institutos. No tenía ni idea de que existiera algo así. El periodista ha elegido un buen título: “Los políticos no confían en nosotros”. En general me han gustado las opiniones de ese señor, pero sobre todo estoy muy de acuerdo en lo que dice acerca de la necesidad de que, “una vez presentado el proyecto y elegido el equipo directivo, éste debe tener la autoridad” y el prestigio, el reconocimiento y la compensación económica necesaria -añado yo- para que merezca la pena afrontar la responsabilidad y el esfuerzo que conlleva la tarea. Lo dije en otro post, pero como el debate está aquí…
    Por cierto, no estoy en ningún equipo, pero estuve (y terminé exhausta). Desde que vi el esfuerzo que supone esta labor apoyo incondicionalmente -con toda la crítica constructiva y amable que sea necesaria- a la gente que asume ese embolado voluntariamente. Que por otra parte, no abunda.

  16. “adcesible” por accesible…. “habrimos” por abrimos
    Dios mío, si esta es la ortografía que van a aprender mis hijos en la enseñanza pública y la concertada, ¿cómo les puedo luego exigir que escriban correctamente?

  17. En las 3.000 no hay ningún centro de enseñanza privado. Por tanto ¿cómo concertar un centro uqe no existe?

    Yo vivo en un pueblo que sólo hay dos centros públicos. Por tanto no pueden ir a uno concertado mis hijos, ¿debo por eso dejar de agar impuestos?

    Por cierto, ¿que impuestos pagan los de las 3000? Por que la luz mucha genteno, que en las Vegas se enganchan a las farolas.

  18. Soy liberado sindical por el Sindicato de la Enseñanza Privada de Navarra.

    ¿Qué pasa con los padres que envían a sus hijos a los coegios concertados? ¿Se les perdonan los impuestos?. Hay alguien que se olvida que HACIENDA somos todos y que el que paga puede y debe tener dercho a elegir. ¡VIVA LA LIBERTAD! ¡ABAJO LOS FASCISMOS!. ya está bien de hablar de pública y privada. Públicos somos todos los que estamos cobrando del dinero de TODOS. Lo único que nos diferencia es la autonomía de ideario y de gestión, que hoy por hoy es mejor en términos generals y además MÁS BARATO para el Gobierno, ya que lo trabajadores en concierto trabajamos más horas y con menos sueldo.
    Y esto sin menosprecio a la extrordinaria labor que hacen nuestros compañeros de la pública a su abnegación iendo de un sitio a otro a enseñar y en unas condiciones que tampoco son las idóneas.

    ASÍ QUE SÓLO tengo que decir ¡ánimo a los trabajadores! ilusión como hasta ahora, a los de la pública y a los concertados! y más reconocimiento social a vuestra labor.

  19. Muy interesante el debate. Mirad, he llegado aquí zozobrando por la Red y me encuentro con algunas cuestiones que se “lanzan” muy alegremente y que suelen “resbalar” para caer, finalmente, por su propio peso.

    Me presento, ante todo, siendo Jefe de Estudios de un centro concertado de Andalucía, que además conoce bastante bien y de primera mano la realidad de las 3000 viviendas, y en particular de la Barriada de las Vegas, así como el Polígono Norte, ya que como educador de un centro concertado sevillano, iniciamos varias experiencias en sendos barrios de educación a marginales, talleres y actividades formativas y deportivas y pisos de acogidas a los chavales de ambas zonas; por supuesto sin mediar pecunia alguna.

    Mi Centro se encuentra en una localidad Sevillana y se creó en la zona más deprimida del mismo para dar respuesta a la población más necesitada y sobre todo a sus jóvenes. Hoy día, y gracias a muchísimo esfuerzo, voluntad e ilusión, somos el núcleo principal de referencia y signo de pertenencia a esta zona de población y como os podéis imaginar en nuestras aulas están los hijos de los jornaleros y personas de rentas más bajas.

    Permitidme que exprese mi disconformidad con la, para mí, absurda cuestión de la dialéctica entre Educación Pública y Concertada, ya que es una cuestión estéril y baladí, además de que es en sí misma un sin sentido promovido por cuestones meramente políticas.

    Primero, porque ambas redes educativas se complementan, anexionando centros a la Red pública con un coste ínfimo y dando cobertura a lugares donde no hay oferta nominalmente pública.

    Segundo, porque el gasto escolar total en un centro concertado es irrisoriamente bajo en comparación a uno público; sea en sueldos al profesorado, y partidas deficitarias.

    Tercero, los centros concertados no quitan ni un céntimo de recursos a los centros públicos, y si alguno duda que pregunte directamente a la Consejera de Educación de la Junta de Andalucía.

    Cuarto, que el sistema de admisión de alumnos es igual en ambas redes con algunas cortapisas para los concertados; en algunos lugares para forzar la escolarización en un centro público, aún en contra del deseo de los padres. En este punto tengo que añadir que en los centros concertados existe población inmigrante donde estos piden ingreso: en mi centro hay bastantes y esta misma semana hemos recibido dos hermanos ucranianos que no conocen el idioma. En un centro público, la administración movería recursos y personal para atender a estos alumnos; en mi caso, nada de nada, sólo buscar vocabulario básico en ucraniano para atender a estos chavales.

    Quinto, el ideario se puede legalmente imponer y de hecho es imponible: los centros concertados son “empresas con carga” ideológica y los padres al ingresar a sus hijos en las mismas aceptan estas cargas.

    Sexto, el podríamos debatir el porqué la demanda de los padres se centra en la Red de centros concertados, o en el mejor funcionamiento de estos. Mirad, no pretendo menoscabar la educación pública ni sus profesionales, ya que estoy felizmente casado con una de ellas, pero sí, incentivar una reflexión.

    En un centro público, sus docentes son funcionarios y su actividad y profesionalidad no influye en su salario; un docente de uno concertado se juega el puesto y el salario todos los días.

    En un centro público, el docente normalmente al acabar sus clases se marcha a su casa y su relación con el centro y sus alumnos termina con éstas; en uno concertado el docente, antes que docente es educador y participa de otros momentos, aparte de los meramente académicos, que lo acercan a sus chavales, a su realidad y a su tiempo libre: tardes, findes de semana, vacaciones, actividades de todo tipo…y por supuesto, gratis.

    La calidad se busca día a día, sea en un público, un concertado o un privado. Lo más importante es la vocación, la ilusión y el querer hacerlo cada vez mejor, sabiendo que estamos aquí por ellos, nuestros alumnos, nuestros chavales.

    Un fuerte abrazo a todos y perdonad lo ingente de mi exposición.

  20. Me encanta tu sinceridad. Pongo por orden algunas de tus palabras:

    1. Soy Jefe de Estudios.
    2. El docente (…) participa de otros momentos (…) que lo acercan a sus chavales (…): tardes, fines de semana, vacaciones (…) por supuesto gratis.
    3. Lo más importante es la vocación.

    Convendrás conmigo en que, vistas en este orden tus opiniones, dan un poco de miedo.

  21. No convengo contigo. Es más, me parece una apelación e interpretación absurda y lerda.

    Pero, si te dan miedo esas aseveraciones sacadas de contexto, miedo debería tener el que observa con estupor cómo un educador puede pensar, siquiera, lo que manifiestas.

    Deberías reflexionar largo y tendido sobre la naturaleza de tu vocación; si es que media vocación alguna.

    Un saludo.

  22. Hola, Buenas tardes colegas
    Parece por lo que he leido de este, a simple vista, es que la mayoría de los que necesitamos reforzarnos para poder entregar lo mejor, y más, de nosotros a nuestros educandos, trabajamos con jóvenes que viven en permanente riesgo social y por ende tienen muchas carencias. se ha planteado en el último consejo de docentes de mi establecimiento educacional (trabajamos con alumnos de enseñanza general básica y media) crear nuevas estratégias, a pesar de todas las ya creadas, queremos pautear las clases, estructurarlas, pero a nivel general, es decir, que todos nos encontremos hablando el mismo idioma. Aceptamos sugerencias. Atendemos una población de 450 alumnos y alumnas. lamentablemente por falta de tiempo no puedo seguir escribiendo, aunque me gustaría poder mantener un contacto.Gracias. Adios

  23. lo mismo no estareis de acuerdo conmigo, pero si os puedo decir:
    1 yo estudie en un colegio religioso concertado y no estoy deacuerdo con el tipo de enseñanaza ni con la gente que habia en el colegio de echo me tire 8 años alli, y no guardo ningun amigo del mismo,simplemente porque yo era hija de un carpintero y el resto eran unos clasistas, pensando en lo mejor para su hija me metiron alli,pero creo que mi hermanos y mi marido fueron mas felices y recibieron mejor educacion en sus colegios publicos.
    2. No os da que pensar….los ricos no tienen hijos con deficiencias? no hay inmigrantes marroquis por poner un ejemplo que esten en unos buena posicion economica y que no haya practicamente ningun niño en centros concertados?
    3. claro que los padres españoles quieren principalmente un concertado, porque saben que practicamnete no van a tener a sus hijos mezclados con posibles problemas…y luego decimos que no somos racistas, menos mal, y asi a los profesores que se sacan sus plazas con oposiciones les matriculan todos los que hay con problemas y a los de los concertados con menos, eso si que discriminacion y no que te asignen el colegio que mas cerca te pille de tu casa por narices, vamos, si quieres un colegio de mayor posicion que el que hay dentro de tu zona, ya sabes o te mudas a la zona con ese poder adquistivo o lo pagas, pero con mis impuestos no.Asi podrian los niños estar mas mezclados.
    4.Y a mi lo que me quedaba por ver era que esten pidiendo ls partidas de bautismo para matricular a los niños, si es de pago el colegio ahi no me meto es una empresa que pone sus propios normas, pero un concertado no, o te respetas lo que la comunidad autonoma dicta y el estado que es laico, por si la gente no se acuerda….o te privatizas y escoges a los niños. ah!!! y si un padre quiere que su hijo reciba educacion religiosa, o clases de religion, y no pudiera pagar un colegio religioso ya sabe lo que tiene que hacer apuntarlo a catequesis en la parroquia de su barrio.
    y sere demagogica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s