La manía de medirlo todo

Rebeca Polo escribe en wwwhatsnew una entrada en la que da cuenta de la investigación llevada a cabo por Aditya Khosla —un estudiante del Tecnológico de Massachusetts— sobre la popularidad de las fotografías en Instagram. Según parece, Khosla ha desarrollado un algoritmo que permite medir el número de likes que una foto recibirá al exponerse en la red social y, además, ofrece a los navegantes un sencillo formulario para calibrar las «posibilidades de éxito» de sus creaciones instantáneas. Todo muy útil. Todo muy deprimente.

Ni que decir tiene que me he lanzado como un loco a por el medidor definitivo del éxito. En primer lugar quise comprobar qué popularidad tendría la imagen clásica de Charles Ebbets, un auténtico «fotón» que, según el algoritmo de Khosla obtendría un índice de popularidad de 3,846; es decir, menos de treinta visualizaciones por día.

Supongo que la razón de tan bajo índice se deberá al uso del blanco y negro o, quizás, a la cara de «panolis» muertos de hambre de los obreros. Al fin y al cabo, ¿a quién le va a interesar unos tíos suspendidos en el aire en pleno descanso laboral. Tenía, pues, que probar con otra fotografía y me decidí por una de Robert Capa, también monocroma y con un grupo de personas.

El resultado fue mejor en esta ocasión: 4,275. El fotógrafo húngaro se ha acercado más a la treintena de visitas diarias con esta imagen sobre el exilio; sin embargo, no ha conseguido llegar al 5, una de las referencias que propone el investigador. Mala suerte.

Evidentemente, tenía que terminar mi pequeña investigación con una de mis imágenes, así que subí una en blanco y negro de un grupo de personas, para que fuese equivalente a los casos anteriores. Aquí está:

¿Adivinan ustedes el resultado obtenido? Seguro que no: ¡5,362! ¡Mi popularidad estimada es muy superior a la de Charles Ebbets y Robert Capa! Estoy —a qué negarlo— que no quepo en mí de gozo. Como podrán comprender, esta sencilla comprobación sobre la utilidad del algoritmo en cuestión sólo demuestra que no sirve para nada, porque no es capaz de medir lo que realmente importa: esa cosa llamada arte, la oportunidad, el sentido de una fotografía, su valor real más allá del cálculo de unas variables supuestamente valoradas por el consumidor de Instagram.

El verdadero problema reside en que, al margen de ejemplos extremos como el planteado, cada vez es más habitual esta manía por medir lo que no se puede medir. No es nada nuevo, desde luego, pues ya Bécquer nos lo dejó dicho en la primera de sus rimas:

Pero en vano es luchar; que no hay cifra
capaz de encerrarlo, y apenas ¡oh, hermosa!
si, teniendo en mis manos las tuyas,
pudiera, al oído, contártelo a solas.

Y más recientemente, el bueno de Javier Krahe en su «Burdo rumor»:

Es mísero, sórdido u aún diría tétrico
someterlo todo al sistema métrico;
no estés con la regla más de lo que es natural,
te aseguro chica que eso puede ser fatal.

Anuncios

2 comentarios en “La manía de medirlo todo

  1. Volvemos al viejo debate entre popularidad y “calidad” (sea lo que signifique la palabra): no están relacionados. De hecho, dudo mucho que el algoritmo pudiera prever la popularidad de la fotografía tomada durante los Oscars de este año. Hay cuestiones que no tienen nada que ver con la técnica, o el contenido, sino con el contexto.

    • De ese choque entre popularidad y calidad (o arte o lo que sea) nace la entrada. No discuto la bondad del algoritmo —que probablemente será incuestionable—, sino de las implicaciones derivadas de su existencia. Todos sabemos que muchas de las obras que han marcado una época, las que realmente valen la pena más allá de la función coyuntural con que fueron creadas, han sido a menudo obras «impopulares», precisamente por haber saltado por encima de las reglas. No me entiendas mal, amigo Víctor: me parece fantástica la posibilidad de estimar el éxito de un producto con antelación y su adaptación a las «leyes del mercado» vigente; el problema es que esa posibilidad deja desnudo nuestro mundo, a mi modo de ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s