Colapso

Taquicardia: sudor frío, problemas de ubicación, náuseas, pensamiento difuso. Alternativamente, camino por el pasillo y me derrumbo sobre el sofá: “del corazón a mis asuntos”, como dijo aquel. Intento actividades que inhiban mi consciencia: tomo un libro, “Soñé que tú me llevabas por una blanca vereda”; relleno un crucigrama, “Yunque de platero”; miro la televisión, “Conectamos con la Casa”. La taquicardia otra vez: bum, bum, bum. Las pulsaciones más y más rápidas. Palpitan mis sienes. El servidor sigue caído: “Odi et amo”, en no más de ciento cuarenta caracteres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s