Ojo por ojo

“En el mundo, cada generación no tiene menos de 36 personas justas
sobre las cuales la divina Presencia reposa.”

Talmud.

Harto de que el resto de la humanidad abuse de su bondad, justicia y paciencia, el trigésimo sexto justo ha dado, de manera consciente y meditada, una mala contestación a la joven cajera del supermercado. Inmediatamente, Dios ha apagado el Sol. La vida en la Tierra toca a su fin. El que fue hasta hace un instante un justo de Israel sonríe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s