Calentando motores

Como cada año, a medida que se acerca el Domingo de Ramos no puedo evitar que el capirotero que llevo dentro gane terreno e imponga su personalidad. Este año mi otro yo se ha presentado con adelanto obligándome bajo secretas amenazas a grabar un fragmento del Pregón pronunciado en 1956 por Antonio Rodríguez Buzón y considerado el más clásico entre los clásicos. Mi voz sola me resultaba pobre, así que la he acompañado de algunas fotos que he ido tomando en años anteriores.

En fin, que se acerca la Semana Santa, que no tengo tiempo ni espacio ni ganas de dar explicaciones, que quien quiera que se eche a la calle, que quien no quiera que haga lo que le apetezca y pueda. Es Semana Santa y mi lengua se llena de tópicos en torno al sentimiento, el azahar, los aromas y las lágrimas, la nostalgia, el ayer y el hoy, el clasicismo, la compostura, la medida y la desmesura, el control dentro del caos, el desorden perfectamente ordenado. Mañana es Domingo de Ramos y hace calor.

Anuncios

3 comentarios en “Calentando motores

  1. Que bien dicho ese fragmento, que fotos más bonitas y que sentimiento más profundo.
    Eres grande José María 🙂
    Que disfrutes mucho de esta Semana Santa a la que espero que el tiempo siga acompañando.
    Un saludo

  2. Gracias, María Amparo. Salvo el lunes, está haciendo una Semana Santa perfecta, sin lluvia, sin calor, con algunas nubes que hacen paisaje…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s