La realidad y la ficción, ¡ay, lerele!

A mi amigo Blanco Herrera
le pagaron su salario
y sin pensarlo dos veces
se fue para malgastarlo.

Una semana de juerga
y perdió el conocimiento;
como no volvió a su casa,
todos le dieron por muerto.

Y no estaba muerto, no, no,
estaba tomando cañas, ¡leré! ¡leré!
Y no estaba muerto, no, no.
Cuchívere, cuchívere, ¡Chiveré!

Pero al cabo de unos días
de haber desaparecido
encontraron uno muerto,
a un muerto muy parecido.

Le hicieron un gran velorio,
le rezaron una novena,
le perdonaron sus deudas,
y lo enterraron con pena.

Y no estaba muerto, no, no,
estaba tomando cañas, ¡leré! ¡leré!
Y no estaba muerto, no, no.
Cuchívere, cuchívere, ¡Chiveré!

Pero un día se apareció,
lleno de vida y contento,
diciéndole a todo el mundo,
se equivocaron de muerto.

El lío que se formó,
eso sí que es puro cuento;
su mujer ya no lo quiere, ¡no!,
no quiere vivir con muertos.

No estaba muerto,
estaba de parranda (bis).

Peret, El muerto vivo.

¡Que alguien se atreva a negar que la realidad iguala o supera la ficción! A veces tarda la cosa, pero en última instancia un hecho real iguala a lo ficticio. Eso es lo que ha sucedido con el pobre Ademir Jorge Gonçalves, un albañil brasileño que decidió salir a tomar unas copas. El hombre no era consciente de que el destino macabro se iba a cruzar en su camino: un accidente de tráfico, un cuerpo vagamente parecido al suyo, un entierro… y algo de cachaça. Al leer su esquela en el periódico de la mañana se presentó apuradísimo -es de suponer- en su propio entierro. Y es que estaba de parranda, ¡cuchévere, cuchévere!

Por si no recuerdan el tema musical -grave error, por cierto, que yo me mandaría mirar-, os dejo una versión a cargo de Raimundo Amador, Kiko Veneno, Muchachito y el mismísimo Peret, regresado de su exilio interior, por si no se han enterado.

Los más puristas quizás prefieran una versión más clásica de la canción. Sin embargo, también pueden decantarse por otras recreaciones de tan impactante canción: la purista-irónica de Los Manolos, por ejemplo; la quierosermodernoyrrompedor de Serrat y Sabina; o la de unos amigos que se lo estaban pasando de escándalo, visto lo visto. Su majestad es coja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s