Del frikismo y sus sorpresas

Como cada primavera, cuando llega mayo, me crece la fiebre eurovisiva. Este año he conseguido controlar mis instintos y no he dedicado ninguna entrada al Festival para no castigar las meninges de mis escasos lectores. Sin embargo, anoche se celebró la Gala Final y no puedo ya reprimir un breve comentario.

Ganó Noruega -chico joven, guapo y cancioncilla ramplona- y España quedó en penúltimo puesto, superando solamente a una Finlandia atrapada por el hip-hop. Sobre la victoria noruega no creo que haya mucho más que decir además de constatar cómo se ha roto la hegemonía eslavo-balcánica-turca de los últimos años. Es decir, que se abre a otros países una puerta a la esperanza de ganar el Certamen. ¡Horror y pavor! Esto me hace sospechar que las cabezas pensantes de la RTVE ya estarán ideando medios para presentar el próximo año una propuesta ganadora basada en sabe dios qué formula acústico-bailable-horterilla-rentable-ilusionante.

De la posición de nuestra madre España tampoco tiene mucho sentido escribir. Quedaron por encima de Soraya veintitrés países con intervenciones tan delirantes como la de la mezzo soprano sueca, capaz de no mover un músculo de su sonrisa esculpida en mármol durante toda la noche, o las brujas de walpurgis, fichadas por Armenia para sembrar de incertidumbre y pánico el alma de los espectadores de toda Europa. Delirante fue también la actuación de Albania, en la que el protagonismo se repartía entre unos danzarines enmascarados y un ventilador que a mitad de la actuación a punto estuvo de llevarse volando a la jovencísima intérprete. No se quedó atrás Moldavia, con una danza trompeteada que sumergió a la cantante y su cuerpo de baile en una locura de saltos regionales.

Como siempre, algunos países apostaron por el lucimiento físico de los intérpretes. Así, la Shakira turca y su marchosa danza del vientre, las neumáticas rumanas, el adonis griego o la extraña puesta en escena ucraniana, en la que interactuaba una cantante disfrazada de pilingui años 20 y unos musculosos varones tocados con casco estilo legionario romano destacado en los limes del Imperio.

Pero no todo fue terrible en la Gala. Portugal presentó un grupo, Flor de Lis, que interpretó un hermoso tema, resumen del folklore lusitano, repleto de instrumentos tradicionales y con una voz solista de increíble dulzura. La lástima es que las reglas del Festival impidieran que la banda participara con todos sus instrumentos. Os dejo el video de la canción (actuación en la final aquí):

Y para quien le interese, la letra de la canción Todas as ruas do amor:

Se sou tinta tu és tela,
Se sou chuva és aguarela,
Se sou sal és branca areia,
Se sou mar és maré-cheia,
Se sou céu és nuvem nele,
Se sou estrela és de encantar,
Se sou noite és luz para ela,
Se sou dia és o luar.

Sou a voz do coração
Numa carta aberta ao mundo,
Sou o espelho d’emoção
Do teu olhar profundo,
Sou um todo
Num instante,
Corpo dado
Em jeito amante;
Sou o tempo que não passa
Quando a saudade me abraça.

Beija o mar o vento e a lua
Sou um sol em neve nua
Em todas as ruas do amor
Serás meu e eu serei tua.

Se sou tinta tu és tela,
Se sou chuva És aguarela,
Se sou sal És branca areia,
Se sou mar és maré cheia,
Se sou céu és nuvem nele,
Se sou estrela és de encantar,
Se sou noite és luz para ela,
Se sou dia és o luar.
Beija o mar o vento e a lua
Sou um sol em neve nua
Em todas as ruas do amor
Serás meu e eu serei tua.

En fin, un Concurso más, una noche divertida con amigos, cervecitas, risas y apuestas equivocadas, ya que no fuimos capaces de acertar el ganador del concurso, aunque hubo quien vino de Flandes y se acercó bastante al resultado final. Si nos faltó algo fue la presencia de Mónica y Pepe, que este año decidieron perderse en la soledad de un rincón clásico del litoral andaluz y ausentarse de la cita anual. Pese a todo me queda el consuelo de que, como hay noche y día, a Pepe comenzaría a bullirle el frikismo a eso de las nueve de la noche y buscarían donde lo hubiera un televisor para disfrutar del Festival de los Festivales.

Anuncios

2 comentarios en “Del frikismo y sus sorpresas

  1. El frikismo no llegó. Le asaltó un curioso virus; se le ha visto por las por las calles zahareñas persiguiendo atunes… Eso sí, encebollao, por favor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s