Del calendario como tradición

Cada año nos apresuramos a buscar el calendario que colgaremos en la cocina, en la habitación de estudio o en cualquier otro lugar en el que pasemos el tiempo suficiente como para necesitar uno. El calendario tradicional español de toda la vida es una verdadera institución me atrevería a clasificar en tres grupos:

Los de motivos religiosos, vendidos habitualmente -en Sevilla, al menos- por las Hermanitas de la Cruz a un precio realmente abusivo. En estos calendarios religiosos las estrellas son el Sagrado Corazón, San Francisco Javier (sobre todo en los de sobremesa) y las Vírgenes cofrades. Estos calendarios suelen colgarse en la cocina.
Los de motivos paisajísticos -fotográficos o pictóricos- asociados con cada uno de los meses. Desde mi punto de vista se trata de los calendarios más aburridos, ya que habitualmente esos escenarios naturales no me dicen gran cosa y, además, acabo tomándoles cierta manía. El lugar adecuado para este calendario es, sin lugar a dudas, la habitación de estudio por sus virtudes relajantes nunca suficientemente glosadas.
El tercer tipo, y la gran estrella del mundo laboral masculino, es el calendario erótico. Dentro de este grupo, caracterizado por su gran variedad y complejidad, podrían destacarse dos propuestas diferentes. Por un lado, aquellos calendarios que bajo excusa pictórico-cultural nos ofrecían reales mozas ligeras de ropajes, como es el caso del muy deseado y recordado calendario de Explosivos Riotinto. El segundo tipo nació cuando la hipocresía dejó de ser una necesidad y la excusa cultural no era ya necesaria para mostrar algo de carne sugerente que alegrase el trabajo a lo largo del año. Grandes mitos de este subgrupo son los que cada año publicaban, y siguen publicando, los fabricantes de neumáticos, dirigidos eminentemente al mundo del taller mecánico y la carlinga del camión.

funerariaHoy en día, el panorama del calendario continúa prácticamente igual, aunque son dignas de reseñar algunas peculiaridades. En primer lugar quisiera destacar la irrupción del modelo amateur que se desnuda por una buena causa o por propio interés. Se trata de iniciativas que siguen el camino que marcó el filme Las chicas del calendario en 2003 y que tanto dan que hablar anualmente en nuestro país: madres que se desnudan para vestir a sus hijos, estudiantes universitarios, bomberos y policías. Una verdadera avalancha de iniciativas gracias a las cuales se alegra nuestra vista cada mes de diciembre. Claro que, entre tanto desnudo solidario, de vez en cuando se choca con algunos de difícil justificación, como es el caso de una funeraria italiana que ha publicado un calendario promocional en el que se combinan chicas ligeras de ropa y objetos propios de la empresa. También se ha discutido mucho este año sobre el policiacalendario vaticano, que muestra unos curitas jóvenes que están de dulce, aunque parece que ni son sacerdotes ni nada por el estilo; y el calendario de Ryan Air, que muestra los encantos de la compañía a lo largo de doce meses y que para algunas personas supone un uso abusivo del cuerpo aéreo de las trabajadoras de la empresa. Aunque si quieren que les diga la verdad, para uso del cuerpo, el del cuerpo de policía. Arma letal, lo llama mi santa esposa.

Pero de todos los calendarios que he visto este año el que más me ha gustado es el de Campari, protagonizado por Eva Mendes y dedicado al mundo de los cuentos. De alguna manera, la propuesta de Campari va en la linea de la tradicional de Explosivos Riotinto: bajo un velo cultural, mostrar los encantos de una real dama y sugerir lecturas adultas de los cuentos tradicionales. Os dejo una galería con las doce imágenes.

[tags]calendario, erotismo, culto al cuerpo, navidad, moda[/tags]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s