Fernando Vallejo o la vuelta de la polémica

Caricatura escritor Fernando VallejoEn el mundo de la literatura la polémica es una cuestión fundamental: gongorinos y conceptistas, antiguos y modernos, modernistas y naturalistas, arraigados y desarraigados. Últimamente hay pocas polémicas vivas y desgarradoras, probablemente porque pocos autores se dejan caer por la empinada pendiente de la incorrección absoluta, levantando a su paso una marejada de opiniones en su entorno.

Pero entonces llegó Fernando Vallejo. Bueno, llegó hace ya tiempo, con La Virgen de los sicarios (1994) y ahora vuelve al ataque con su última obra, La puta de Babilonia. Ataque directo a la idea de religión, a la humanidad, a la creación literaria, a los ídolos literarios. Incorrección y provocación en estado puro, como lo demuestra el discurso que pronunció en 2003 con motivo de la recepción del Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos o cualquiera de las entrevistas que podemos encontrar en la prensa española. Como es lógico imaginar, su ataque constante hacia los pilares de nuestro mundo, no deja indiferentes a las personas que se dedican a opinar.

En la última entrevista al autor que aparece publicada en El Cultural, (llego a ella mediante el comentario de Ivan Thays en su Moleskine Literario) Vallejo arremete contra el lector (“el lector es una puta”, dice), contra García Márquez (“Nada de críticas. A mí me tiene sin cuidado ese tipo. No me importa. No me interesa. Y no sé si vive”, responde), contra las religiones (“Tratar de hundirme en su infamia y sus tinieblas”), el Papa Juan Pablo II y Mahoma, contra la humanidad (“la mayoría de la gente es mala y si hay un hombre bueno es por excepción”), contra Colombia, contra la música popular, contra la lengua española y su uso actual, contra el cine.

No comparto muchas de las opiniones de Vallejo; sin embargo, me parece absolutamente indispensable una figura como la suya que anime un panorama literario en el que todos, o casi todos, dicen lo mismo y se dedican a lanzarse a la cara claveles perfumados. Fernando Vallejo, al menos, genera polémica, opinión, posicionamiento, pasión. Y todo ello con la palabra y en un contexto tan poco determinante como el de la literatura, que a casi nadie importa y, por tanto, del que casi nadie sale perjudicado.

Anuncios

2 comentarios en “Fernando Vallejo o la vuelta de la polémica

  1. Quiero aclarar que a lo que me refería es a su amor por los animales, y la preocupación por la superpoblación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s