Inca Kola, ¿te suena?

Inka01

Siempre es molesto darse de bruces con la realidad; y más si es con motivo de una auténtica crisis empresarial y finaciera que parece enfrentar otra vez a peruanos y chilenos. Para mí, Inca Cola es la bebida de gente como Julius, Pantaleón, los chicos del terrible colegio que nos presentó Vargas Llosa en su novela y tantos otros personajes. Es la bebida del Perú, caramba, la única que en el mundo hispánico ha podido resistir al todopoderoso fabricante norteamericano de refrescos, ese invasor que ya intuía Rubén Darío en su “Oda a Roosvelt”:

Eres los Estados Unidos,
eres el futuro invasor
de la América ingenua que tiene sangre indígena,
que aún reza a Jesucristo y aún habla en español.

Por culpa de Juan Arellano, la realidad se cuela en mi mundo literario, y me entero de que desde 1999 es propiedad al 50% de Coca-Cola. Primer golpe. No somos nada. También me entero de que el tradicional enfrentamiento entre Chile y Perú sigue vivo y aflora a poco que algo se mueve. Segundo golpe. No somos nadie. Los nacionalismos se disparan también con las bebidas refrescantes y no sólo con las espirituosas.

Anuncios

Un comentario en “Inca Kola, ¿te suena?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s