El autor como reclamo editorial

Estos días se ha desatado otra polémica más a cuenta de la autoría de un libro. Alguien filtró una conversación de Fernando Sánchez Dragó con Ana Botella en la que, entre otras cuestiones interesantes, hablaban del último libro del autor.

Lo cierto es que esta conversación no es actual y las referencias a este último libro aluden, en realidad, al penúltimo, como matiza Dragó en este otro video.

Como se ha liado la que se ha liado, la editorial Altera publica un comunicado en su web:

Ante las informaciones y falsedades relativas a la autoría del libro Libertad, fraternidad, desigualdad. Derechazos, de Fernando Sánchez Dragó y las llamadas de diversos medios de comunicación sobre la postura de la editorial, Áltera hace constar:

1º) Su sorpresa por la difusión ahora de una conversación grabada fuera de micrófonos entre Fernando Sánchez Dragó y Ana Botella, la cual se desarrolló hace varios meses. Tanto la grabación como la filtración tuvieron que ser hechas por algún empleado de Telemadrid que se ha comportado de una manera desleal.

2º) En la portada del libro aparece claramente indicado: “EDICIÓN DE ANTONIO RUIZ VEGA”. En varias partes del libro se repite que se trata de una selección de textos de Fernando Sánchez Dragó realizada por Ruiz Vega.

3º) Ediciones Áltera está sumamente satisfecha de contar en su catálogo con esta obra e invita a todos los interesados en esta polémica a comprobar, mediante su lectura, tanto la calidad de la misma como lo aquí dicho.

En él se hace referencia a la portada del libro en cuestión, indicando cómo figura en él con claridad que se trata de una edición de Antonio Ruiz Vega:

libertad g

Y es verdad que figura el nombre del autor real (aunque bajo el término editor), sin embargo no me negarán que la disposición de la misma hace pensar que Sánchez Dragó es el autor del texto que a continuación se presenta y no simplemente el objeto del libro.

Si buceamos un poco más en la cuestión y visitamos la ficha editorial de la obra comprobaremos que, sin duda, se nos indica el nombre de Ruiz Vega como editor, que no como autor, pero el resto de la misma parece querer dar la impresión de que el autor de los textos es Sánchez Dragó.

¿Dónde nos lleva todo esto? Pues a ninguna parte. O sí. Quizás nos lleve a pensar que el mundo del libro y la creación debiera ser más simple: yo he escrito esto y yo lo firmo. Ya está. Claridad. Pero la edición y la creación a veces no son compatibles y los criterios de mercado influyen y determinan poderosamente el acto comunicativo. ¿Quién conoce a Antonio Ruiz Vega? ¿Quién conoce a Fernando Sánchez Dragó? ¿Quién venderá más libros? El autor es un reclamo publicitario. Mejor, el que pudiera haber sido el autor si hubiera tenido tiempo, ganas o interés para escribir su libro.

Anuncios

Un comentario en “El autor como reclamo editorial

  1. Dices “parece querer dar la impresión de que el autor de los textos es Sánchez Dragó”… Pues claro, es que el autor de los textos incluidos en el volumen, efectivamente, es Dragó.
    Ruiz Vega los ha seleccionado y ha confeccionado con ellos una especie de imaginaria entrevista.
    El formato entrevista es una excusa literaria para hacer una antología de textos y pensamientos de Fernando Sánchez Dragó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s