Con el IES Antonio Domínguez Ortiz

Tres mil viviendasLas Tres mil viviendas es un barrio de Sevilla complicado: paro, delincuencia, desigualdad, abandono político. La línea del tren parece separarlo del resto de la ciudad. Allí hay un Instituto en el que desde hace más de dos décadas los profesores y alumnos intentan enseñar y aprender, creen que la educación es una herramienta válida para romper con la inercia social que tiene condenado el barrio al estado en el que está.

Como supongo que sabréis, porque muchos blogs se han hecho eco del problema, la Delegación Provincial de Educación de Sevilla ha decidido que el mantenimiento del Bachillerato en ese Centro se someta exclusivamente al número de matrículas. Optimización de recursos lo llaman. Supongo que tendrían razón, si se tratase de otro barrio. Sin embargo, creo que la enseñanza pública no debe regirse exclusivamente por números, sino también por la función social de sus recursos humanos y materiales. La oferta de Bachillerato en el Domínguez Ortiz no debiera someterse al criterio del número de matrículas, sino más bien a un criterio más humano: ofrecer un salida académica y social a los jóvenes del barrio que se empecinan en seguir estudiando, que no son muchos, es verdad, pero son auténticos héroes, tal y como yo los veo y los siento desde la relativa tranquilidad de mi barrio sevillano de clase media.

Antonio Domínguez OrtizEstas cuestiones de contabilidad aplicada a la educación no llego a comprenderlas bien, lo que provoca que pueda caer en la demagogia, pero ¿cuánto costará mantener la oferta de Bachillerato en el IES Domínguez Ortiz? ¿cuánto valdrá dar a entender a los alumnos y sus familias que no tienen que abandonar el barrio en el que han nacido y viven para mejorar? Por otro lado, uno se pregunta, por ejemplo, cuánto costará mantener esos centros TIC cuyos ordenadores se cubren de polvo por el desuso o cuánto valdrá enviar profesorado a Inglaterra a hacer un cursito de inglés de quince días que garantice, sin el más mínimo asomo de dudas, la oferta bilingüe en su centro o cuánto habrá costado y cuesta la plataforma Helvia de enseñanza o cuánto costarán esas revistillas oficiales que nos envían a los centros o las felicitaciones de Navidad o cualquiera de las chorradas que a diario aparecen publicadas en boletines varios. Se me ocurren más preguntas demagógicas, pero no quiero aburrir a los que por aquí pasen. Lo siento por la gente de Las 3000, porque quienes allí viven y trabajan se merecen mejor trato de los que tienen la obligación de velar por ellos, pero la pela es la pela, no lo olvidemos, no lo olvidéis, nunca.

Anuncios

4 comentarios en “Con el IES Antonio Domínguez Ortiz

  1. Muchísimas gracias por tu apoyo. Nos viene muy bien en un barrio como el que andamos un puñado de docentes gritando por una injusticia incalificable. Acabo de incluir en un post un agradecimiento a tu ayuda. Volveré con más tiempo.
    De nuevo gracias y saludos.

  2. Y una cosa que, por pudor, te callas: la Delegación no tiene esos miramientos económicos cuando se trata de reaprtir por la provincia oferta formativa. Si el alcalde del pueblo de turno tiene un puesto relevante en la Ejecutiva Provincial del Partido, misteriosamente se amplía la oferta del pueblo y, ¡oh, casualidad!: llueven los PGS para alumnos que no superan Secundaria y caen los Ciclos Formativos más caros y de mejores salidas laborales.
    Seguro que no es culpa del Delegado (¡faltaría más!), sino de una mano negra que le obliga a hacerlo. Pues que por una vez haga la mala acción por un motivo decente.

  3. Ítem más: en ese entorno hostil al progreso a través de la educación en mayor medida que el que sufrimos en muchos otros centros de “intensidad media”, los héroes que llegan al Bachillerato probablemente necesiten un “empujón”, un trato algo más individualizado, resolver más dudas e incluso algún medio sermoncete para animarlos, con lo que la reducción de los grupos va a ser aprovechada. Si falta personal, que vacíen la Delegación de algunas sospechosas comisiones de servicio (dejando solo las de verdad necesarias), y a lo mejor hasta podemos reducir ratios en otros institutos también de riesgo.
    Yo, con los tiempos que corren, en las circunstancias del barrio, me quito mi muceta de doctor ante los 00 de los chavales que se plantan allí en el Bachillerato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s