Beatus ille

Horacio cantó en su segundo épodo las maravillas del refugio campestre, alejado de lo urbano, en comunión con la naturaleza, aunque con un punto de ironía que va aflorando a medida que avanza el texto y se hace explícito en su final. Fray Luis lo versionó en una inigualable oda de la que siempre me ha gustado especialmente la penúltima estrofa, espléndido contraste entre el yo y el otro:

Y mientras miserable-
mente se están los otros abrazando
con sed insacïable
del peligroso mando,
tendido yo a la sombra esté cantando.

Javi, en su Carpe Diem, aporta un algunos ejemplos más de cómo la idea horaciana pervive en la lírica actual. Me ha gustado, en especial, un poema del mexicano Arturo Dávila en el que invoca a Horacio para actualizar el tópico. Os lo pego:

Dichoso aquél, Horacio,
que huye del mundanal ruido
(y del tráfico
y del smog)
y, lejos de los negocios de la poesía,
se dedica (como aconseja Voltaire)
a cultivar su jardín.
Y a hacer el amor a una mujer callada,
y a desayunar frutas con té de menta,
y a practicar yoga al atardecer,
y a ver, tras la ventana azul,
el mar
que siempre nace
y nunca muere.

Pero no hace mucho me choqué con un texto de Miguel D’Ors en el que se enfrenta de manera irónica al tópico, recuperando en cierta medida la propia ironía de Horacio, aunque de otro signo. Me encantó:

CONTRASTE

Ellos que viven bajo los focos clamorosos
del éxito y poseen
suaves descapotables y piscinas
de plácido turquesa con rosales
y perros importantes
y ríen entre rubias satinadas
bellas como el champán,
pero no son felices,

y yo que no teniendo nada más que estas calles
gregarias y un horario
oscuro y mis domingos baratos junto al río
con una esposa y niños que me quieren
tampoco soy feliz.

Y ya puestos, también me he dado cuenta de que en nuestro mundillo bloguero el tópico tiene vigencia, como demuestra el ya antiguo comentario de Rafa Marín sobre la cuestión.

Anuncios

Un comentario en “Beatus ille

  1. Muchas gracias por la referencia a nuestro Blog, un espacio de varios profesores dedicado a comentar pasajes de la literatura que nos encantan y sus referentes actuales. La verdad es que Horacio es un poeta eterno, sus ideales filosóficos y poéticos siempre estarán presentes. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s