¡Hijo de Google!

Vía Javi Moya he dado con Master Plan, un video que ahonda en la sospecha de que Google esconda una cara oculta, el lado oscuro de la Fuerza o algo así. Os dejo el video en el formato alojado en You Tube, lo que no deja de ser una paradoja digna de comentario.

Ya saben que lo que comenzó como una herramienta de búsqueda se ha convertido en poquísimo tiempo en un pozo de sorpresas y aplicaciones en línea y no tanto: correo, procesador de textos, hoja de cálculo, blogs, calendario, agregador, videos, noticias, libros, base de datos, mapas… ¡Caramba, somos hijos de Google! ¡Será hijodegoogle! Dos perspectivas, como en casi todo. Da qué pensar.

Que quede claro que me encantan las cosas de Google porque me facilitan la supervivencia en este mundo virtual que cada día parece más tangible. Pero es cierto que tanto abarcar, tanto dominar el panorama, tanto comprar servicios y tanto inventar acaba terminando por asustar y, lo que es peor, por ser un punto atorrante.

Cierto es que la máxima googleana all for free provoca simpatía entre los usuarios de sus servicios y garantiza que una buena parte de los internautas nos lancemos de cabeza al pozo de cada nueva propuesta maravillosa que cambiará la forma de entender la vida en la Red tal como la conocemos hoy. Pero hay que tener claro que all for free no es all for nothing. En manos de no se sabe quién ponemos nuestros correos electrónicos, nuestros documentos, nuestras ideas, contactos, amistades. Confiamos a Google la mayor parte de lo que hacemos con nuestros ordenadores. Sinceramente, da algo de vértigo, si lo pensamos un momento. Esas dudas son las que explora el video de Halici y Mayer con un añadido de espíritu apocalíptico pasado por Orwell.

No es nuevo, desde luego, el cuestionamiento de la estrategia Google, pero no por eso deberíamos ignorarlo si queremos hacer un uso responsable, crítico y con conocimiento de causa de la web. Os dejo otro documental sobre nuestro señor que en su día pasó el canal Odisea, por el aquel de contrastar opiniones:

En fin, que tal y como están las cosas, tengo que terminar con Catulo.

Odi et amo, Google, quare id faciam fortasse requiris
nescio, sed fieri sentio et excrucior.

Anuncios

Un comentario en “¡Hijo de Google!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s