Mapa de mí mismo

Ella me espía. Ayer mismo me lo confirmó.

– ¡Ya no sé cómo seguirte por la Red!

Bromeamos. Pero la idea golpeaba mi cabeza hasta que provocó que, en una clarita de la tarde del domingo (ese Betis, oé, por fin), me parase a pensar y dejar constancia escrita de mi persona para escarnio de mí mismo, como a continuación se verá, y ejemplo de malandazas. Como soy muy moderno y TIC, no he escrito el relato autobiográfico definitivo sobre un profesorcillo en Internet, sino un mapa conceptual que, por supuesto, paso a compartir con todos aquelllos de vosotros que, llegados a este punto, estén dispuestos a acompañarme a los infiernos de mi persona (Pulse sobre la imagen para ampliar).

Yo mismo
 

En el mapa se consignan los proyectos y berenjenales varios que, según me consta, siguen estando accesibles en la Red, aunque no descarto la presencia de otros que, a estas alturas, escapan a mi memoria. Para mayor facilidad de comprensión, los proyectos han sido coloreados según se mantengan vivos para mí, muertos, en estado latente (proyectos estacionales) o en estado potencial, en el caso de que se trate de iniciativas en sus primeras etapas. Una locura, ¿verdad? Eso me pareció cuando lo terminé, que mientras estaba metido en la faena de la construcción no me daba cuenta de cuán terrible y ridículo, sí, podría llegar a ser el resultado. Y es que aquel que idease la expresión quien mucho abarca poco aprieta debía pensar en gente como yo.

Más preocupante aún que el volumen de proyectos me pareció el hecho de contar con cuatro personalidades diferentes (y alguna otra que quizás no nombro por pudor), ya que si el número de iniciativas es enfermizo, la multiplicidad de personalidades más allá de las dos necesarias para sobrevivir en Internet es un síntoma inequívoco de que algo parece no funcionar del todo correctamente en el norte de mi ser.

– Oye, ¿el norte de tu ser no era yo? -Me dice mientras inspecciona lo que escribo por encima del hombro.

– Me estoy refiriendo al norte físico, no al espiritual y/o afectivo -Contesto adoptando alguno de mis roles virtuales.

No quisiera terminar esta breve presentación del Mapa de mí mismo sin anticiparme a las críticas que pudieran llegar sobre el hecho de dedicar todo un post a escribir sobre mi persona. Ya saben: que si autobombo, que si esto no pinta nada en un blog educativo, que qué poco interés, etcétera. Y quisiera anticiparme con una pregunta que dejo en el aire: ¿No estamos todos aquí, en la Red, por lo mismo? No sé si será su caso, pero yo vine para hablar de mi libro, digo de mis blogs, digo de mis miserias y mi vida que, casualmente, son las miserias y la vida de un profesor. Nihil humanum mihi alienum esse puto.

Anuncios

2 comentarios en “Mapa de mí mismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s