Recuerdos compartidos

familia.jpgNo sé si os habrá sucedido.

Os han contado cómo vuestros padres estuvieron en tal o cual sitio o, quizás, fuisteis vosotros mismos los que vivisteis la experiencia. En cualquier caso, el problema reside en que a nadie se le ocurrió hacer una foto para inmortalizar el momento. Es posible que ni siquiera tuvieran o tuvieseis una cámara a mano. Fueron tiempos duros y escasos. Solamente nos queda la foto de la memoria y ésta va achicándose cada vez más, cada vez más, hasta desaparecer o mantener, en el mejor de los casos, las líneas esenciales de la situación, la emoción.

Estas derrotas del tiempo ya tienen solución: el Museo Virtual de Viejas Fotos de la edición digital de 20 minutos.

Entramos en él y navegamos entre sus imágenes. Aparecen ante nuestros ojos lugares de otros tiempos, situaciones que, si no nos son propias, sí son análogas a las nuestras; gentes que se parecen mucho, quizás demasiado, a nuestras gentes, a nosotros mismos. Al cabo de un momento nos damos cuenta de que, si bien no son nuestras fotos, podrían serlo. Nos las apropiamos. Hemos recuperado el pasado gracias a la socialización del recuerdo. Ya sólo nos queda trazar el mapa de nuestra historia, el guión de nuestras vidas y de la vida de nuestras familias, e ilustrar cada momento, cada recuerdo, con la imagen adecuada.

Y es que hay veces que me encanta Internet.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s