Día de la Mujer

Hoy se ha llenado la blogosfera de referencias al asunto, lo cual parece lógico. En mi post tan sólo quiero recordar ese contrato-tipo que se presentaba a las maestras en el año 1923, que probablemente ya conocéis, pero que no conviene olvidar. Os pego la transcripción:

Este es un acuerdo entre la señorita…………… maestra, y el Consejo de Educación de la Escuela………………… por la cual la señorita………………. acuerda impartir clases durante un período de ocho meses a partir del…………………… de septiembre de 1923. El Consejo de Educación acuerda pagar a la señorita……………………….. la cantidad de (*75) mensuales.

La señorita……………….. acuerda:

1.- No casarse. Este contrato quedará automáticamente anulado y sin efecto si la maestra se casa.

2.- No andar en compañía de hombres.

3.- Estar en su casa entre las 8.00 de la tarde y las 6.00 de la mañana, a menos que sea para atender función escolar.

4.- No pasearse por heladerías del centro de la ciudad.

5.- No abandonar la ciudad bajo ningún concepto sin permiso del presidente del Consejo de Delegados.

6.- No fumar cigarrillos. Este contrato quedará automáticamente anulado y sin efecto si se encontrara a la maestra fumando.

7.- No beber cerveza, vino ni whisky. Este contrato quedará automáticamente anulado y sin efecto si se encuenta a la maestra bebiendo cerveza, vino y whisky (Nota MV: ¿Las tres a la vez? Pues sí que había vicio por entonces).

8.- No viajar en coche o automóvil con ningún hombre excpeto su hermano o su padre.

9.- No vestir ropas de colores brillantes.

10.- No teñirse el pelo.

11.- Usar al menos dos enaguas.

12. No usar vestidos que queden a más de cinco centímetro por encima de los tobillos.

13.- Mantener limpia el aula:

a) Barrer el suelo al menos una vez al día.

b) Fregar el suelo del aula al menos una vez a la semana con agua caliente.

c) Limpiar la pizarra al menos una vez al día.

d) Encender fuego a las 7.00, de modo que la habitación esté caliente a las 8.00 cuando lleguen los niños.

14.- No usar polvos faciales, no maquillarse ni pintarse los labios.

Las cosas, gracias a Dios, han cambiado algo, pero no bajemos la guardia.

Vía: Mangas Verdes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s